TopeAzulMincyt_2022_2030_01

Devotos celebran fiestas de San Bautista quien “¡todo lo tiene! ¡todo lo da!”

Al ritmo del repique de la curbeta, la mina, el quitiplás y el culo e´puya, acompañados de los tradicionales versos “¡San Juan to’ lo tiene! ¡San Juan to’ lo da!”. Cada 24 de junio en Venezuela se celebra la festividad de San Bautista; manifestación cultural y religiosa que cuenta con alrededor de 50 cofradías ubicadas en los estados: Aragua, Carabobo, Yaracuy, Miranda, La Guaira y Distrito Capital.

Al respecto, la investigadora Fabiola Velasco, titular de la Dirección de Sociopolítica y Cultura de la Fundación de Instituto de Estudios Avanzados (IDEA) indicó que esta manifestación, que mezcla lo místico con lo pagano, exalta la cultura popular venezolana, caracterizada por una gran energía y vitalidad en la que intervienen por igual hombres, mujeres, niños y niñas.

Explicó que la celebración del nacimiento de San Juan Bautista es una festividad originaria de la iglesia católica establecida desde el siglo IV, con el fin de superponerse a otra manifestación no religiosa conocida como el “día de Diana” o fiesta de la fertilidad, que se celebraba el 24 de junio (día además más largo del año y el solsticio de verano).

“Esta tradición medieval eurocéntrica penetró en nuestro continente tras el paso de la invasión y dominio español, pero tomó sus propias características con la influencia africana que vivía en esclavitud en las haciendas coloniales. Para estas fechas, el tiempo de lluvias era recibido con tambores, bailes y cantos en los que la repetición se hacía una con el repique de la mina y la curbata”, dijo.

Velasco comentó que las actividades festivas se inician desde la noche del 23; con los altares adornados se realiza el Velorio de San Juan, al ritmo de los tambores durante una noche larga, acompañada de ritmo y calor.

Detalló que en cada región del país la celebración es diferente; en las costas del estado Aragua, los pescadores de la zona realizan una procesión marítima del santo; con los peñeros coloridamente adornados realizan un emotivo recorrido que finaliza en Ocumare de la Costa.

En el estado Miranda, en Curiepe, inicia el 23 en la tarde con el denominado “abriendo boca”, lo que es el calentamiento de los tamboreros para el día siguiente, mientras que en algunas localidades se realiza el bautizo de San Juan en un río como recordatorio de su función como predecesor del Mesías.

“La santa misa en honor a San Juan, las personas asisten tradicionalmente vestidas de rojo como muestra de alabanza al santo. Las oraciones y cantos, como Padre Nuestro, Salve y Avemarías, son acompañados por los tambores. Durante la procesión, se agitan pañuelos o banderas de colores, se baila al ritmo del tambor y un portador baila con el Santo elevado sobre su cabeza. Las personas arrojan al aire caramelos, monedas, semillas, dulces, pétalos de flores, piden y agradecen a su mejor manera”, expresó Velasco.

Por último, la representante de la Dirección de Sociopolítica y Cultura de la Fundación IDEA comentó que el ciclo festivo alrededor de la veneración y culto de San Juan Bautista fue inscrito en la lista representativa de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad el 14 de diciembre de 2021 por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

“Las festividades de San Juan Bautista en Venezuela representan un símbolo de resistencia, de lucha, de reconocimiento y libertad, además de una expresión de las prácticas, rituales, música, danza y tradiciones religiosas que tienen sus raíces en África”, concluyó.

Con información de Prensa IDEA

Redes Sociales

Dirección: Av. Universidad, esquina El Chorro, Torre Ministerial. La Hoyada, Parroquia Catedral. Código Postal 1012 / Caracas - Venezuela.

Redes Sociales:

MINCYT | Ministerio del Poder Popular para Ciencia y Tecnología | RIF: 20013038-5