TopeAzulMincyt_2022_2030_01

La dieta mediterránea puede reducir el riesgo de accidente cerebrovascular

Recientemente se ha publicado en la revista BMJ, una revisión sistemática y meta-análisis de una comparación de siete programas dietéticos estructurados conocidos y su riesgo de mortalidad y de eventos cardiovasculares mayores en pacientes con alto riesgo cardiovascular.

El estudio encontró que los programas dietéticos mediterráneos y bajos en grasas “probablemente reducen el riesgo de mortalidad y de infarto de miocardio no fatal en personas con mayor riesgo cardiovascular”, así lo describió el grupo de autores, dirigidos por Giorgio Karam, de la University of Manitoba, en Winnipeg, Canadá.

“Estos hallazgos con presentaciones de datos son extremadamente importantes para los pacientes que son escépticos acerca de la conveniencia de cambiar la dieta”, resaltó Karam.

Según la publicación, los investigadores realizaron ensayos aleatorizados de pacientes con mayor riesgo de enfermedad cardiovascular que compararon programas dietéticos con intervención mínima alternativos con al menos nueve meses de seguimiento e informes sobre mortalidad o eventos cardiovasculares importantes (como accidente cerebrovascular o infarto de miocardio no mortal).

Del mismo modo, identificaron 40 ensayos elegibles con 35 mil 548 participantes en siete programas dietéticos designados (baja en grasas, 18 estudios; Mediterránea, 12; muy baja en grasas, 6; grasa modificada, 4; combinación baja en grasas y baja en sodio, 3; Ornish, 3; Pritikin, 1).

“Los programas de dieta mediterránea demostraron ser superiores a la intervención mínima para la prevención de la mortalidad por todas las causas, mortalidad cardiovascular (0,55, 0,39 a 0,78; 13 menos por 1000), accidente cerebrovascular (0,65, 0,46 a 0,93; 7 menos por 1000) e infarto de miocardio no mortal (0,48, 0,36 a 0,65; 17 menos por 1000)”, reza la investigación.

Karam, mantiene que durante el proceso de prueba los programas bajos en grasas demostraron ser superiores a la intervención mínima para la prevención de la mortalidad por todas las causas (0,84, 0,74 a 0,95; 9 menos por 1000) y el infarto de miocardio no mortal (0,77, 0,61 a 0,96; 7 menos por 1000).

Igualmente, indica que si se mantiene un patrón de alimentación mediterráneo se puede reducir en un 28 por ciento la mortalidad por todas las causas, 55 por ciento mortalidades por enfermedad cardiovascular y hasta un 35 por ciento menos riesgo de evento vascular cerebral.

“Los programas que promueven dietas mediterráneas y bajas en grasas, con o sin actividad física u otras intervenciones, reducen la mortalidad por todas las causas y el infarto de miocardio no fatal en pacientes con riesgo cardiovascular elevado. También es probable que los programas mediterráneos reduzcan el riesgo de accidente cerebrovascular”, puntualizó.

 

Oficina de Gestión Comunicacional del Ministerio del Poder Popular para Ciencia y Tecnología / Periodista: Nailet Rojas Garcia.

Redes Sociales

Dirección: Av. Universidad, esquina El Chorro, Torre Ministerial. La Hoyada, Parroquia Catedral. Código Postal 1012 / Caracas - Venezuela.

Redes Sociales:

MINCYT | Ministerio del Poder Popular para Ciencia y Tecnología | RIF: 20013038-5