tope2000_01

Proyectos financiados por Mincyt a investigadores de la UCV fortalecen la salud, educación y alimentación del pueblo

Este miércoles, un grupo de científicos de la Facultad de Ciencias de la Universidad Central de Venezuela (UCV), expusieron sus logros y proyectos desarrollados con apoyo del Gobierno Nacional mediante el Ministerio del Poder Popular para Ciencia y Tecnología (Mincyt), y el Fondo Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (Fonacit). 

Durante el conversatorio denominado “Investigadores de la Facultad de Ciencias impulsando el desarrollo del país con apoyo del Mincyt”, los científicos presentaron ocho ponencias dando valoración y argumentos de los procesos de cada proyecto que permiten a Venezuela, fortalecer sectores como la salud, educación y alimentación.

Garantizando la soberanía alimentaria

La directora del Instituto de Biología Experimental de la UCV, Maira Oropeza, expuso los resultados de investigaciones ejecutadas con la Alianza Científico- Campesina, que unifican a entes adscritos al Mincyt como la Corporación para el Desarrollo Científico y Tecnológico (Codecyt) S.A, el Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC), el Instituto de Estudios Avanzados (IDEA), la UCV y productores del campo venezolano.

“Antes se nos quedaban los resultados en el laboratorio, los productos se convertían en tesis y todo quedaba allí. Ahora, con la transferencia tecnológica, esos resultados llegan a los agricultores con la Alianza Científico-Campesina”, explicó Oropeza sobre la modalidad que rescata el conuco, la agricultura amigable con el ambiente, dietas tradicionales, el tiempo y la forma de preparar y comer los alimentos, logro que se obtuvo con la alianza entre Codecyt y los productores entre 2014 y 2015.

Compartió la vivencia de la red de Productores Integrales del Páramo (Proinpa), quienes crearon un laboratorio de cultivo in vitro en Mucuchíes, estado Mérida, recibiendo tecnología de los laboratorios del IDEA, y cuya experiencia se replica actualmente en 17 estados del país y que en los últimos años, involucra al 57% de mujeres en los programas de formación.

UCV-MINCYT
La directora del Instituto de Biología Experimental de la UCV, Maira Oropeza. Foto/ Will Pérez.

También, mediante la biotecnología, que da sustento a la agricultura del país con biofertilizantes, biopesticidas microbianos y bioherbicidas microbianos, y además, con la alianza se producen semillas biotecnológicas de ajo, papa y café y semilla de papa por sistemas aeropónicos, semilla de papa certificada de la variedad María Bonita en el estado Falcón, más talleres de capacitación para futuros certificadores de semilla de papa.

Otro de los proyectos impulsados es entre el Instituto de Biología Experimental (IBE) y el Instituto de Ciencia y Tecnología de Alimentos (ICTA) ambos adscritos a la UCV, es el de producir harinas de batata y de ñame a partir de tubérculos cosechados de plantas obtenidas por cultivo in vitro y con el uso de microorganismos benéficos que aumentan el aporte de fibra alimentaria con la producción de pirodextrinas a partir de estas harinas.

También se obtienen harinas nativas y pregelatinizadas de yuca, apio, zanahoria, papa, ocumo, auyama, remolacha y fruto pan generando formulaciones de nuevos productos de calidad nutricional y de fácil uso para los venezolanos, aprovechando las raíces, tubérculos y fruto pan autóctonos.

El doctor y profesor del Laboratorio de Biología de la Facultad de Ciencias de la UCV Romel Guzmán, precisó que se hace la valoración de la inocuidad del cacao para rescatar los beneficios de los productores del país, evaluando el contenido de cadmio y ocratoxinas A asociados al sistema de producción de cacao venezolano y aportando variedades.

Ampliando alianzas

Luego de la experiencia entre Codecyt, UCV y productores del país, la pandemia por el Covid-19 llevó a generar alianzas en otras áreas como sucedió con un grupo de investigadores del Instituto de Zoología y Ecología Tropical (IZET) que desde el Laboratorio de Ecología de Microorganismos monitorearon las partículas virales de SARS-CoV-2 en aguas residuales y detección de posibles focos de contagio por localidades, informó durante el conversatorio la doctora Alejandra Zamora, investigadora del IZET.

La detección de SARS-CoV-2 en aguas residuales es un proyecto financiado por el Mincyt a través de Fonacit y con el apoyo de Codecyt S.A permitió sumar a la lucha antipandemia con la vigilancia ambiental, en alianzas con el IVIC, y la dirección de epidemiología del Ministerio del Poder Popular para la Salud (MPPS); así como con la Hidrológica de la Región Capital (Hidrocapital) ejecutando proyecto desde 2021.

Estas alianzas permitieron fortalecer el Laboratorio de Biología de Vectores y Parásitos, y formar talento humano en Biología y Química. “Esto nos dio la oportunidad de generar interés en los estudiantes por formarse en Biología y la Química, lo que nos da aliento de saber que existe una generación de relevo capacitada y que estamos dejando al país. El llamado es que se sigan sumando para prepararse en áreas de la ciencia y tecnología”, dijo Zamora en su exposición.

UCV-MINCYT
Comunidad científica asistió al conversatorio sobre el impulso a proyectos MinCyT-UCV. Foto/Will Pérez.

Al servicio de la salud y la agroindustria

Con el apoyo del Fonacit, se desarrollaron aplicaciones de la Nanotecnología en áreas de la salud y la agroindustria, mediante nanomateriales que permitieron crear productos sanitizantes con actividad antiviral y antimicrobial a base de nanopartículas de plata y cobre, el desarrollo de bloques con Nano minerales para alimentación animal, y la producción de nano quitosano-cobre para uso agrícola, informó la profesora de la Escuela de Química de la UCV María Rodríguez.

Explicó que todo comenzó durante la pandemia con seis investigadores “y hemos creado una tecnología de punta con el Mincyt que acompañó a las empresas para desarrollar los productos”.

El rescate del Vivero Doctor Aníbal Castillo de la UCV, es otro de los grandes proyectos ejecutados en la alianza institucional y que tiene fines multipropósitos para la comunidad estudiantil, profesores e interesados en el área, con el intercambio de ideas, conocimientos y para generar debate desde la universidad que repercuta en la comunidad científica nacional.

“La recuperación de este vivero ha generado la protección de cultivos propios, la participación de la comunidad y el Mincyt, para integrar las prácticas de campo, los cursos académicos y la larga trayectoria de los laboratorios docentes y de investigación de la Facultad de Ciencias de la UCV”, explicó el profesor Alonso Ojeda en su exposición.

Con la ampliación del vivero se fomenta la formación integral de estudiantes de posgrado y carreras a fines en un modelo agroecológico de producción de plantas, lo que garantiza al país docentes, investigadores y una producción abierta a las comunidades, viveros, movimientos ecológicos y agrourbanos.

UCV-MINCYT
Científicos de la Facultad de Ciencias de la UCV expusieron logros y proyectos desarrollados con el Mincyt. Foto/Will Pérez.

Parte de los proyectos palpables es la producción de agentes microbianos para el control de plagas como la palometa peluda, que afecta mayormente a personas del oriente del país, siendo un insecto que provoca irritación urticante en la piel de las personas generando una dermatitis extendida.

El proyecto apoyado por Fonacit, fue presentado por el investigador Blas Dorta, quien determinó que se ha logrado crear y usar biocontroladores como el Deltabac, Metar, Larvibac y Beauver, esta última empleada para tratar 10 mil hectáreas de manglares del Golfo de Paria siendo asperjadas para combatir la palometa peluda en su fase larval.

Desde el auditorio doctor Tobias Lasser, también se dieron a conocer proyectos en proceso como el del Laboratorio de Polímeros encargado de investigar, desarrollar y aplicar microcápsulas y microagujas a partir de biomasa, para ser utilizados como dispositivo de liberación controlada de moléculas candidatas para el tratamiento de Leishmaniasis Cutánea, expuso el director de la Escuela de Química de la UCV, Carlos Chinea.

El proyecto financiado por el Mincyt, permitirá obtener diversos materiales que compitan en el mercado y que por ser producidos y diseñados en el país, estén adecuados a las necesidades de los habitantes del territorio e impulsar el desarrollo de nuevas líneas de investigación entre la universidad, el sector productivo y el Estado para ofrecer desarrollo y crecimiento tecnológico al país.

“Hemos demostrado que la universidad puede generar tecnología para dar soluciones a problemas del país, cuando fortalecemos las alianzas”, manifestó Chinea.

Oficina de Gestión Comunicacional del Ministerio del Poder Popular para Ciencia y Tecnología/ Periodista: Rosiris Ortega

 

Redes Sociales

Dirección: Av. Universidad, esquina El Chorro, Torre Ministerial. La Hoyada, Parroquia Catedral. Código Postal 1012 / Caracas - Venezuela.

Redes Sociales:

MINCYT | Ministerio del Poder Popular para Ciencia y Tecnología | RIF: 20013038-5